Este portal contiene material sensible de carácter sexual, y por tanto al hacer clic en "ENTRAR", admite:

  • Que es una personas mayor de edad en su país de residencia. Si usted es menor de edad, por favor, abandone de inmediato esta página.
  • Al acceder a este material usted admite que lo hace de forma voluntaria, a conciencia y bajo su responsabilidad.
  • Queda terminantemente prohibido exhibir este material a menores de edad o a cualquier otra persona que pueda resultar ofendida.
Entrar
Salir

Cómo proteger a sus hijos

Catálogo Nº 346: ¡AlbriXias!

1
zcj7_9sportada_Cat346_Arya_Fae_thagson_porno_sexo_x_soft.jpg
06/07/2018
El mundo del sexo y su planisferio de indicaciones ha alcanzado ya con Thagson su Catálogo Nº 346. Esto significa que las rutas de navegación por los inquietantes mares, a veces tormentosos, del mejor y más variado ocio para adultos están abiertas a nuevas exploraciones.

Los pornófilos que suban a este bergantín de bucaneros adictos a los goces de la carne experta están, como siempre, con el sable desenfundado y el ansia guerrera en estado de alerta púbica.

Como bandera de combate ilustra la portada la deliciosa Arya Faye, una actriz porno nacida un 25 de Junio de 1995 en Los Ángeles, EE.UU., capital del X internacional donde con tan solo 20 años se lanzó a la conquista de los amantes del género caliente.

Hermosa, rubia, 1,61 m de estatura, pechos perfectos y naturales, entusiasta perpetradora de todas las fechorías, desde la felación experta y el cunnilingus sáfico hasta los tríos virulentos donde gime con penetraciones en todas las posturas, danzando feliz con sus episodios de sexo anal y sus incursiones en la DP, la ninfa Faye es como un hechizo.

¿Qué hacer con ella?

He aquí una pregunta que abre todas las vías de la imaginación y que cada uno de vosotros, amigos fervientes de Thagson, estáis en vuestro derecho de poner en práctica visionando las escenas más afiebradas de la dulce diosa californiana.

Para quienes no se queden atrapados en la epidemia de Arya, que es más que un aislado episodio viral, este nuevo catálogo revela cuáles son los films que el adicto al género está esperando… sea cual sea su especialidad.

Sexo heterosexual que, como siempre, incluye leyendas jóvenes y veteranas del X internacional, sementales de falos indeclinables, realizadores prestigiosos y secuencias de sexo oral, vaginal y anal capaces de enjaular al aficionado en un sinfín de orgasmos de diseño.

Cuando lo que apetece es el sexo lésbico, allí están ellas, las jovencitas más depredadoras o las MILF más expertas, juntas o por separado, convirtiendo el morbo en un arte contagioso. Masajes, masturbaciones, cunnilingus, analingus, dildos, vibradores sofisticados, frotamientos encendidos y… gritos de corridas múltiples.

Los adoradores del sexo gay están, como siempre, de parabienes. Los films escogidos incorporan un batallón de magníficos actores homo de cuerpos privilegiados y vergas en estado de verticalidad obstinada que juegan con sus manos, sus bocas, sus lenguas, a lo largo de mamadas prodigiosas, ensalivamientos de huevos y ojetes, penetraciones anales en todas las posturas, incluyendo dúos, tríos y cuartetos de fantasías infinitas.

El sexo trans presenta un comando siempre inquietante de hermosas mujeres que, además, exhiben sus penes duros antes de compartirlos entre ellas y con chicos bi en un pandemónium de escarceos digitales, linguales, bucales, fálicos y decididamente anales hasta que la tormenta perfecta de semen arrasa en todas las posturas.

El BDSM está a la altura de los más exigentes, porque ellas, las maravillosas muchachas que se lanzan a los juegos más temerarios de bondage, humillación, azotes, castigos sorprendentes, con el sexo siempre al mando, es decir: mamando, chupando, siendo lamidas y ensalivadas, penetradas y acariciadas, captura al espectador hasta el alarido final en la mazmorra del… ¿mal?

El universo tan especial de quienes disfrutan de la escatología y el pissing cuentan, como no podía de ser de otro modo, con films en los que chicas y chicos juegan con sus sexos, se lamen, chupan, masturban y penetran pero, además, incorporan heces y orina a su deleite heterodoxo…

Y, por último, y como siempre, el catálogo puntual de Thagson propone a los más lúdicos, una serie de productos y estímulos muy concretos para que el sexo sea una batalla permanente de excitación, morbo y orgasmos renovados apelando a cremas, lencerías, artilugios excéntricos, y en ocasiones prodigiosos, con los que aprender, cada vez más, a vivir la vida entre gemidos de genuino placer.

¡AlbriXias, ya tenéis la nueva guía X en vuestro poder!

¡Gozad, piratas, gozad!